El sistema patentado ROS

El sistema patentado ROS es muy sencillo.
Usando un sistema de moldes que se adaptan perfectamente a la forma del puntal y aplicando posteriormente presión en frio, el puntal puede volver a la forma original en minutos, conservando todas sus propiedades.
La base del sistema es usar el método de fabricación de las estanterías en su origen para su posterior reparación.
El tiempo medio de una reparación es de 30 minutos, en ocasiones, dependiendo del nivel de daño, puede alargarse un poco, pero el ritmo habitual es de 20 reparaciones al dia en temperatura ambiente.
No es necesario desmontar la estantería ni parar el ritmo del almacén, se puede seguir trabajando mientras se realiza la reparación.
No es necesario disponer de piezas de repuesto.