La empresa

El sistema ROS se creó para dar solución a un problema recurrente en los almacenes logísticos de Oosterhout. Estos almacenes tenían una alta tasa de desperfectos en sus estanterías de paletización causados por los golpes dados por las carretillas. Esto les suponía unos altos costes de reparación. 
El centro de distribución buscó una opción para reducir los costes y encargó a Hans Slavenburg, un ingeniero especializado en estructuras, que buscara una solución a este problema que les ocasionaba tantos gastos periódicos.

Hans Slavenburg analizó toda la problemática y desarrolló un nuevo método de reparación.
La base del sistema, es un conjunto de moldes fabricados a la medida del puntal.
Estos moldes se colocan en la parte frontal y trasera del puntal y posteriormente, con una herramienta hidráulica, se aplica presión controlada y puntual justo en la zona donde se encuentra el daño. De esta forma, el puntal vuelve a su forma original en cuestión de minutos.

Hans Slavenburg pensó que este sistema podría ser útil para otros almacenes logísticos y patentó el sistema.
Actualmente ROS está presente en Holanda, Bélgica, Alemania, Francia, Austria, Suiza, Sudáfrica, América, Finlandia, Hungría, Italia, Luxemburgo, Polonia, Portugal, Rumanía, Suecia, Turquía, Reino unido, Chile, Colombia, Panama y España.